¿Sabes quién te cuida?

Cuando alguien se enferma o se ve involucrado en un accidente, confía en que los médicos, enfermeras y empleados del hospital que participan en su tratamiento y atención serán profesionales. Desafortunadamente, las limitaciones físicas y los medicamentos como los sedantes y la anestesia hacen que el paciente sea vulnerable a los depredadores sexuales. Nuestros abogados han representado a clientes que alegan haber sido agredidos sexualmente durante lo que debería haber sido atención médica de rutina.

En un caso, una mujer alegó que fue violada durante una tomografía computarizada y mientras estaba muy sedada. En otro caso, nuestros abogados representaron a una mujer que alegó que fue agredida sexualmente por un enfermero durante un examen en la sala de emergencias de un gran hospital del sur de Florida.

Cuando los hospitales no protegen a los pacientes confiados a su cuidado y esos pacientes son agredidos sexualmente o violados, el hospital tiene la culpa. Pueden ser responsables de una contratación negligente por no realizar una evaluación previa al empleo adecuada y una supervisión / retención negligente por no actuar de manera razonable en respuesta a los peligros planteados por sus empleados. Nuestros abogados representan a víctimas de violación, abuso sexual y agresión sexual en instalaciones de atención médica en todo el país.

CONTÁCTENOS HOY PARA CONOCER SUS OPCIONES